googlebombing

Como muchos sabréis, recientemente se montó un buen lío con Eroski, Málaga y la publicidad local del oficio más antiguo del mundo. Tres variables que nada tienen que ver, pero que la mala fortuna o la buena fortuna (según se mire), hizo convertirse en trendic topic en twitter,  y por lo tanto, en noticia en una infinidad de medios (on y off line). Uno de estos medios (el periódico Bilbaíno Deia), publica hoy en su edición impresa un artículo al respecto, con el título El “googlebombing” se cobra una víctima vasca, para el que nos pidieron nuestra opinión como expertos en la materia.Pues ya ven señores, una cosa absurda como la alineación de estas tres variables (Eroski, la ciudad de Málaga y el sexo), hace que se cumpla el sueño de  TODO anunciante. De forma pasiva y sin invertir un €uro, Eroski ha conseguido una publicidad global (como global ha sido el trendic topic en twitter – con un nada despreciable 3er puesto y nº 1 en España). Desde luego el tema no es el mejor del mundo, al contrario, es muy sensible,  pero cualquiera que tenga dos dedos de frente sabrá que nada tiene que ver Eroski en este fregado y que poco se puede hacer. En este caso, el azar hizo que alguien se le ocurriera geolocalizar en un portal de anuncios una serie de imágenes muy sugerentes, dando a entender que el “templo del placer” se encuentra cerca del establecimiento Eroski de Málaga, ahora globalmente famoso gracias las imágenes de esas señoritas.

Imagen de la repercusión de la noticia en Tele 5

La historia en realidad empieza hace cuatro años, en 2007, a través de la todo poderosa Marisa Meyers (vice president of search products Google – y la rubia más conocida de Google), con el anuncio de uno de los cambios en el buscador llamado universal search. A mi juicio uno de los más importantes de cuantos ha anunciado Google sobre búsquedas. Se trata de la inclusión de resultados de sus distintos portales verticales (sobre todo noticias, imágenes y vídeos) en el índice principal, que todos consultamos. Esto abre muchas, pero muchas posibilidades como lo acontecido con Eroski y su centro de Málaga.

Como el sexo es lo que más funciona en Internet, el algoritmo de Google ha dado por hecho que esas imágenes picantes son un buen acompañamiento (en formato gráfico) a esa búsqueda, ya que alguien las referenció con mucho éxito. Y claro, como lo social triunfa, pues triunfan las señoras desnudas, con la mala suerte de que por ahí cerca había una referencia para encontrar a las señoritas de las supuestas fotos, que era el  Eroski de Málaga.

Universal Search

Cómo se configura el resultado multiformato en Google

Estas posibilidades pueden crear situaciones incómodas como la de Eroski, o situaciones donde detrás hay una estrategia definida, planificada y eficazmente ejecutada. Pero puede haber dos finalidades para bien (tener más visitas, más tráfico, más dinero) o por el contrario, para quebrantar la imagen de una marca, persona o empresa. Este es un tema muy serio y aquí se acaban las bromas cuando este problema tiene un efecto directo en una cuenta de resultados o hace que una persona pierda el sueño y tenga que tomar ansiolíticos por una situación muy difícil.

Estos nueve últimos años, hemos tenido una larga referencia de clientes sobre este tipo de actuaciones (unas graciosas y simpáticas y otras no tanto) , y tal y como le comentaba a la periodista del Deia, no se puede controlar todo. Es técnicamente imposible. Lo que sí pueden hacer las empresas es invertir un poco en prevención y conocer las reglas del juego. En el artículo sobre El “googlebombing” se cobra una víctima vasca comentaba:

“Tenemos una lista bastante larga de casos, pero no los puedo comentar por confidencialidad. De los que no son clientes míos te puedo comentar el caso de cuando hubo el problema del desfalco en el Guggenheim. El museo sufrió las consecuencias de no actuar o de no tener una acción preventiva en el tema de la reputación. Se echó en falta el feeling para solventar ese problema y para limpiar adecuadamente los buscadores, porque un chino que venga a Bilbao a ver el museo no tiene por qué encontrarse con esa noticia”.

Por cosas de la vida, Eroski que es un cliente de Overalia (pero no de los servicios de SEO o gestión de la reputación) , desde aquí no  hubiéramos podido hacer nada o casi nada. Lo que sí se tienen que plantearse las empresas, es invertir en prevención. Estar preparados. Saber reaccionar a tiempo. Eroski hizo una nota oficial:

“Ante las numerosas publicaciones aparecidas hoy en redes sociales, EROSKI quiere comunicar que está tomando las medidas oportunas para evitar que se asocie este tipo de contenidos con nuestra marca”.

Aunque Eroski no pueda hacer gran cosa con esas fotos, no soy capaz de encontrar esta nota en la sala de prensa de su web ni a través de Google. Estos son los detalles que tienen que entender las empresas. Cuesta lo mismo hacerlo bien que hacerlo mal. Esa nota debería de ser el primer resultado cuando buscamos “Eroski Málaga” y esto sí está en su mano.

Sala de prensa de Eroski

Sala de prensa de Eroski sin mención del incidente

Pero insisto esto no es nuevo, si seguís este enlace en la wikipedia sobre Google boombing podréis ver el histórico de anécdotas que se remontan al siglo pasado y que este caso, comparados con otros puede haber sido beneficioso (según como se mire)  por la publicidad y relevancia generada.

Lo que falta en las empresas es destinar un poco de recursos en cambiar un par de cosas. No es hacer nada muy diferente, sólo conocer las reglas y obrar en consecuencia. Con los webs que tiene Eroski y los miles de potenciales enlaces que posee en su entramado empresarial y cooperativo, Eroski y el grupo Mondragón podría hacer frente a cualquier incidente de forma efectiva. Sólo falta voluntad y un poco de medios.

Mi consejo es preocúpate de lo que puedes controlar. Esto no era controlable, pero encontrar la versión oficial de Eroski sí lo es. A corto no soluciona el problema pero puede ayudar  a dar una respuesta en el mismo medio a los miles de personas que han tenido el morbo de realizar esa búsqueda.  Cuestión de prevención.

 

Publicado por Guillermo Vilarroig

3 Comentarios

  1. elenanorimboud 15 marzo 2011 a las 0:22

    excelente artículo, sólo que me parece muy suave. En realidad la lecció aprendida por aprte de las empresas ha sido: “google es malo y no sabe lo que hace con ese algoritmo” y “si tienes un problema llorale a google que el te quita los resultados”. Me parece una aberración, cuando en realidad yo no sé si eroski es vasco o no, pero eroski málaga es una zona de málaga dónde hay putas. yo no voy nunca al centro comercial, tampoco voy de putas, pero en fin. El caso es que si Eroski no se preocupa por generar contenido relacionado con sus centros comerciales, es lo que le toca, la relevancia es la regla y como cualquier otra empresa más pequeña tendría que haber realizado el trabajo SEO correspondiente. Porque creemos en la democratización en internet no me parece válido que una emrpesa, porque sea grande, tenga que saltarse el proceso de buscarse y pagar un seo y esperar. Porque acaso alguien duda que a relevancia de un contenido, texto o imagen, alojada el el dominio eroski.es no hubiera salido primero?? y si queires llenar la página de resultadxos de imágenes ¿no tendrías que hacer más imágenes al igual que lo hace la tienda de ddecoración de mi barrio?

    ciertamente me pareció indignante el tema eroski, aquí hay uno que ya no le compra xD

  2. […] Eroski, Málaga y el sexo: nuestra opinión sobre Google Bombing en Deia […]

  3. Hola muy buenas,

    Gracias por tus comentarios (aunque haya sido un poco suave…).
    La verdad es que en muchas ocasiones este tipo de empresas se comportan como elefantes, y la tienda de debajo de tu casa, como ratones. Se mueven rápidamente y sus decisiones y acciones son muy efectivas.En cambio las grandes empresas son más lentas y torpes en reaccionar en muchos sentidos.

    No pienso que Eroski no pueda o quiera pagar a un SEO, pienso que Eroski necesita reflexionar sobre lo que ha pasado y sacar la parte positiva, dentro de la semi-gravedad del asunto.Es la lectura positiva.

    Este asunto nos puede pasar a todos. Conozco muchos casos de descréditos personales en los que poco puedes hacer. En este caso ha sido el azar y el sexo de pago cerca de Eroski de Málaga. Comparado con otros casos esto es casi una anécdota!!. Esto no quita para que las empresas se tomen más en serio lo que venimos predicando desde hace años.

    En los mercados anglosajones hay otra percepción del asunto. Saben que es importante y no ponen a un becario al frente de estos asuntos. Pero los latinos, somos así. Aprendemos cuando ya nos han dado la bofetada o cuando a uno le tocan el bolsillo. Que le vamos hacer, somos así.Pero este caso ni es el último ni el primero. Lo que ha sido es famoso.

    Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *