Un plan de contenidos para un blog corporativo es una guía muy útil para publicar artículos de calidad que respondan a las preguntas y necesidades de nuestro público objetivo. La ventaja está clara, pero ¿cómo lo hacemos?

Aunque una estrategia de marketing de contenidos debe contemplar otros muchos aspectos, plataformas y tipos de contenido, en este post nos vamos a centrar en el blog y, más concretamente, en cómo crear un plan de contenidos o calendario editorial que nos permita ganar visibilidad y posicionarnos como referente en el sector a través de artículos de interés para los usuarios a los que queremos llegar.

Plan de contenidos blogPara abordar una estrategia de contenidos, debemos conocer bien a nuestros usuarios y saber cuáles son sus necesidades en cada momento del proceso de compra. En el caso concreto del plan de contenidos para el blog, nos centraremos en aparecer en la primera página de resultados cuando nuestros usuarios buscan información (siempre con contenidos de calidad y que realmente les aporten la información que buscan).

Es decir, si bien la clave debe ser ofrecerles lo que buscan y aportar valor, no debemos olvidar el factor SEO, ya que, por muy útiles e interesantes que puedan ser nuestros contenidos, si no aparecen cuando los buscan, lo tendremos complicado para llegar a los usuarios cuando más lo necesitan.

  1. Para ello, el punto de partida es escoger las palabras clave más importantes, a través de herramientas como AhrefsAhrefsGoogle’s Keyword Tool, entre otras, que nos permitirán conocer las búsquedas más frecuentes. Asimismo, debemos tener en cuenta los eventos (ferias, fechas importantes, etc.) destacados de nuestro sector y los posibles hechos noticiables de nuestra empresa (lanzamientos de nuevos productos, promociones…).
  2. Una vez tengamos la lista de palabras clave y los eventos destacados, crearemos una lista de posibles posts. Cada pieza estará enfocada a posicionar una o dos palabras clave.
  3. El siguiente paso es “ordenar” esta lista de posts, clasificarlos por temas o categorías y planificar la fecha de publicación (es recomendable alternar posts de diferente temática). La frecuencia de publicación estará condicionada por la actualidad, el volumen de información y los recursos de los que dispongamos, pero es recomendable mantener una periodicidad constante.
  4. Crear nuestro documento de planificación editorial, que debe contemplar los siguientes aspectos:
    • Autor/responsable (en caso de que haya más de una persona implicada en la redacción de contenidos).
    • Fecha de entrega (en caso de que sea necesario que alguien revise un post antes de publicarlo).
    • Fecha de publicación.
    • Título/tema del post.
    • Detalles del post: qué contaremos.
    • Palabra(s) clave a tener en cuenta en cada post.
    • Aspectos adicionales: pautas de redacción, tono, perfil y necesidades del usuario objetivo. Debemos tener siempre muy presente que debemos crear contenido de calidad y adaptado a nuestros usuarios. A pesar de tratar de optimizar los textos para las palabras clave correspondientes, debemos tener en cuenta que escribimos para personas y no para robots, por lo que debemos crear un texto lógico, claro, legible y atractivo.
    • Plan de promoción: cuándo, dónde y cómo compartiremos los posts. ¿Enviaremos cada nueva actualización a los usuarios que se suscriban por email? ¿Una newsletter mensual con los posts destacados? ¿A través de qué redes sociales lo difundiremos? ¿En qué formato? ¿Con qué frecuencia publicaremos “recordatorios”?

Por supuesto, una vez nos pongamos en marcha, no debemos olvidarnos de analizar qué tal funcionan nuestros contenidos e ir adaptando nuestra planificación en caso de que sea necesario. Pero eso ya… es otro post. 😉

Si quieres que te ayudemos con tu primer plan de contenidos, no lo dudes y contacta con nosotros.

Publicado por Overalia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *