Contenidos y reputación onlineYa hemos mencionado en más de una ocasión que los contenidos de calidad son, junto a la monitorización, el análisis y la participación, uno de los pilares de la reputación online. No solo nos ayuda a “posicionarnos en la primera página de Google”, sino que, si lo hacemos bien, nos ayuda a posicionarnos como referentes en el sector.

Aparecer en la primera página de resultados cuando los usuarios buscan información es importante, pero no suficiente. Debemos ofrecerles lo que buscan y proporcionarles información realmente útil. Pero al mismo tiempo, por muy útiles e interesantes que puedan ser nuestros contenidos, si no aparecen cuando los buscan, lo tendremos complicado para llegar a los usuarios. Tenemos que integrar ambos factores.

La clave es crear contenidos online que respondan a las necesidades que los usuarios reflejan en sus búsquedas. Que respondan porque aparecen cuando preguntan (o buscan) y que respondan porque la información es realmente útil para ellos.

Palabras clave y contenidos de calidad

Un blog corporativo es la plataforma ideal para esta labor (lo cual no significa que no la reforcemos en otros frentes, como las redes sociales) y un buen plan de contenidos nos ayudará a alimentarlo.

Para confeccionar este plan de contenidos debemos escoger las palabras clave más importantes, a través de herramientas como Google's Keyword Tool, que nos permitirá conocer las búsquedas más frecuentes. Tras unir estas palabras clave con la actualidad y los temas más interesantes de nuestro sector, obtendremos una lista de temas a tratar en nuestro blog y podremos plasmar nuestro plan de contenidos en un calendario.

¿Eso es todo? No, aún hay un poco más: aunque el contenido fue el rey durante mucho tiempo, ha sido destronado por su primo el contenido de calidad:

  • Aunque cada post del blog debe estar enfocado a posicionar las palabras clave correspondientes, no debemos perder el norte: el contenido debe ser interesante y ceñirse al tema. No debería ser necesario recordarlo, pero en muchas ocasiones encontramos contenidos que nada tienen que ver con la información que buscamos, a pesar de contener palabras clave relativas a la misma. Lo que hacemos entonces es irnos de la página, sin intención de volver, y lo lógico es pensar que otros usuarios harán lo mismo si llegan a nuestro blog buscando algo que luego no encuentran, ¿verdad?
  • Asimismo, a pesar de tratar de optimizar los textos para las palabras clave correspondientes, debemos tener en cuenta que escribimos para personas y no para robots, por lo que debemos crear un texto lógico, claro y legible. El robot debe encontrar nuestro texto para ponerlo a disposición de la persona, pero es esta quien va a leerlo.
  • Nunca debemos perder de vista que estamos escribiendo para personas, muchas veces potenciales clientes con poco tiempo: además de darles la información que buscan, debemos hacer que esta sea fácil de leer. Utilizar un jerga demasiado técnica o especializada y que el usuario no entiende no nos hará parecer más expertos. Si llegan a nuestro blog pero no entienden lo que les contamos, lo más probable es que vuelvan al buscador en busca de alguien que hable su idioma.
  • Del mismo modo, debemos crear contenido original que nos distinga de otros posibles blogs del sector, darle al usuario algo que otros no le hayan dado, para que tenga ganas de quedarse a leer más o volver en próximas ocasiones.

Si logramos combinar todos estos consejos, además de gustar a los buscadores, gustaremos a los usuarios que recurren a ellos para buscar información.

En Overalia estaremos encantados de acompañaros en esta labor, a través de planes de contenidos inicales y la formación necesaria para lograr una mejor optimización, mayor visibilidad y mejor reputación online.

zp8497586rq

Publicado por Orreaga Aranburu