Si te estás planteando qué servicios de marketing digital necesitas para mejorar resultados en tu empresa, es posible que te surjan dudas sobre si es mejor invertir en SEO o en redes sociales. Por eso, aunque no debemos olvidar que la clave del éxito esta en una estrategia integral, en este post vamos a analizar las diferencias entre la optimización SEO y la estrategia Social Media, para puedas decidir cuál se ajusta más a tus necesidades y sacar lo mejor de cada una.

  1. Temática de los contenidos.
    • En general, los contenidos SEO responden a preguntas y necesidades de los usuarios; se suelen usar textos más «cerebrales», aunque los copys pueden incluir algo de emoción, sin olvidar que el usuario está buscando respuestas.
    • En cambio, en redes sociales, se apela más a las emociones y tendencias del momento.
  2. Formatos.
    • En el caso del SEO, destaca el texto. Funcionan mejor los artículos detallados y relativamente largos (pero que sean fáciles de leer por las personas).
    • Sin embargo, en redes sociales se obtienen mejores resultados con vídeos e imágenes, acompañados de textos breves que van directos al grano. Como decimos en el primer punto, en social media, las emociones mandan.
  3. Audiencia y alcance.
    • Mediante al SEO, nos llegamos a los usuarios por lo que están pensando, por lo que están buscando. Esta audiencia viene limitada por el número de búsquedas; es decir, el tráfico SEO no suele superar el número de personas que buscan determinadas palabras clave.
    • En redes sociales, podemos dirigirnos a usuarios por quienes son y por lo que piensan (por ejemplo, segmentando campañas por intereses y/o datos demográficos). El límite del alcance es más difuso, porque los contenidos se comparten y pueden convertirse en virales.
  4. Probabilidad de conversión.
    • Usuarios alcanzados mediante el SEO: Hay más posibilidades de que terminen comprando o contratando un servicio, porque la búsqueda ya implica un interés.
    • Usuarios alcanzados en redes sociales: Simplemente están navegando, por lo que no tienen una intención clara de compra, pero es más posible que interactúen y compartan nuestros contenidos. Además, suelen influir en los compradores potenciales.
  5. Plazos para obtener resultados.
    • El SEO es un trabajo a largo plazo. Como comentábamos cuando hablábamos sobre qué elegir entre SEO y SEM, requiere hacer un esfuerzo durante un tiempo para lograr posicionarse en los buscadores.
    • En redes sociales, también hace falta tiempo para construir una comunidad, pero después, los contenidos se muestran «al momento». Además, podemos obtener visibilidad con mayor rapidez mediante campañas.
  6. Durabilidad.
    • Gracias a la optimización SEO, una vez que hayamos posicionado nuestros contenidos, tendremos una fuente continua de visitantes. Se requiere cierto mantenimiento para no perder posiciones, pero los resultados son más estables y duraderos.
    • En el caso de las redes sociales, aunque la respuesta suele ser más rápida, los resultados son más efímeros. La mayor parte de la visibilidad y el tráfico se obtienen «poco» después de la publicación, por lo que requieren un esfuerzo continuo.

6 diferencias entre el SEO y la estrategia Social Media

Beneficios de la optimización SEO

El posicionamiento web (SEO) consigue que tu web esté entre los primeros resultados de los buscadores por una serie de palabras clave relacionadas con tu actividad. Entre otros beneficios, gracias a ella:

  • Atraerás tráfico cualificado a tu web y rentabilizarás tu inversión en Internet.
  • Estarás entre los primeros resultados de búsqueda cuando un usuario busque información sobre tu producto, servicio o actividad.
  • Tu web ganará visibilidad.

Beneficios del Social Media Marketing

A través de la gestión de redes sociales podrás interactuar con tus usuarios y llegar a usuarios de todo el mundo. Debido a su potencial, la  relación de tu empresa con los usuarios de estas redes es uno de los aspectos imprescindibles en el desarrollo de una estrategia online.

  • Podrás potenciar la imagen de tu marca y construir una comunidad en torno a ella.
  • Conseguirás mayor visibilidad y más visitas.
  • Las redes sociales te servirán de apoyo para gestionar tu reputación online.

Entonces… ¿SEO o redes sociales?

Teniendo en cuenta las características principales de ambas opciones, desde nuestra experiencia te podemos decir que (aunque dependerá de tus necesidades) en la mayoría de casos lo mejor es realizar una combinación de ambas opciones. Sin entrar en disertaciones sobre si las redes sociales son un factor de posicionamiento, ambas disciplinas son complementarias. Por ejemplo, gracias a la visibilidad en buscadores, podemos aumentar nuestra comunidad en redes sociales. Y gracias a la visibilidad en redes podemos obtener enlaces, generar interés que se traduzca en búsquedas…

Esperamos que este post te haya servido para entender las diferencias entre el SEO y las redes sociales, así como los beneficios que pueden aportar a tu negocio.  Si necesitas ayuda para gestionar estos y otros aspectos de tu estrategia digital, no lo dudes: ¡Contacta con nosotros!

 

Publicado por Overalia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *